No siempre tenemos la dicha de diseñar a todo color, hay trabajos que sea por presupuesto o por requerimiento del cliente, tenemos que hacerlo a un solo color (una sola tinta). Podríamos decir que esto es un problema o podríamos verlo como una oportunidad, SÍ, una oportunidad de poner a prueba nuestra creatividad, es más retador ser creativo a un color que a full color (todo color). Les muestro 5 tarjetas de presentación hechas a un color.

Bookmark and Share